Koldo_productor_de_pol_1293620.jpg

“Cuando el animal está feliz es cuando más satisfecho me siento”

Koldo Huegun trabaja para que los 4.000 pollos que cría en su explotación de Zerain tengan una vida lo más parecida posible a la que tendrían en un hábitat salvaje

 

¿Qué características concretas tiene el pollo Lumagorri?
Tengo cerca de 3.800 pollos divididos en tres naves. Además, disponemos de un terreno adaptado para los animales de 12.000 metros cuadrados. Los pollos Lumagorri pertenecen a una raza muy rústica que se adapta a la perfección a nuestra tierra y al clima. Destaca por las cualidades naturales que tiene, es decir, no estamos ante un pollo modificado genéticamente.

¿Cómo es el proceso de cría?
El proceso de cría es bastante sencillo; pero qué te voy a decir yo, que llevo más de 20 años en esto. En primer lugar, traemos al pollito con un día de vida y durante los primeros 15-20 días lo mantenemos a una temperatura que ronda los 25-30 grados. Tras esto, a los 20 días (dependiendo de la climatología, en invierno no se puede) le dejamos libre para que haga la vida en el campo. Por la mañana, hacia las 08.00 abrimos las puertas de las naves y los animales campean durante todo el día hasta que por la noche los recogemos.

¿Con qué edad se sacrifican?
La crianza se mantiene hasta los 80-90 días, tras esto se procede a sacrificar al animal.

Cada vez se otorga mayor importancia al bienestar de los animales. ¿Cómo viven los suyos?
Es un tema cada vez más recurrente, nosotros intentamos que durante todo el proceso el pollo esté cómodo y tenga el mejor nivel de vida posible. Pretendemos que el animal tenga una vida muy similar o igual a la que encontrarían en su vida salvaje.

¿Cómo ha cambiado la producción de pollo en este sentido?
Lo único que ha cambiado ha sido la optimización de los recursos. Se han hecho estudios en profundidad sobre la dieta de los pollos y ahora sabemos el número exacto de maíz (70%) que tenemos que proporcionar al animal.

¿Cómo ha aprendido el oficio?
Yo soy de caserío y desde pequeño he tenido interés y he vivido entre animales. A lo largo del tiempo vas especializándote, viendo otras explotaciones, ver cómo trabajan otros, haces cursos… Esto no es un trabajo, es un modo de vida.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?
La libertad de estar todo el día en contacto con la naturaleza. Es un trabajo que se debe hacer con mimo, tiempo y cuidado. Cuando el animal está feliz y a gusto es cuando más satisfecho me siento.